29 abr. 2013

DECISIÓN


                        
                                                                





                                                                                                                        ¿Por qué a mí?
Soy muy joven, no puedo ser madre…
                                               Siento pena…. No sé qué hacer.
                                               Mi padre no lo sabe.  (Niña de 16 años)


 



Su piel niña se colgó a la tristeza,
                  los ojos gritan: ¡Abrázame!
Cae el dolor a goterones.

Oculta su cuerpo el saber,
                sabe a pregunta.
Sólo es como un renacuajo
y ya le absorbe su sonrisa ingenua.

Un muro se derrumba,
el viento lo enreda todo.

Sus pies desdoblan el camino,
los pasos se cosen al suelo
y no sabe cuál es su asfalto. 

Niña  de curva creciente,
un calor prematuro
te adelanta estaciones.
 
Seca tus dudas,
decide,
nunca sin ti
será tuyo el mañana.
 
Y qué nadie te enseñe
cómo andar. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario