30 sept. 2014

ATAQUE VERSAL


 

La vida un cuenco

lleno de luz,

que vierte  sangre

en rojo sucio.

 

Entra en el búnker,

brazos en alto,

rifle en los dedos,

bebiendo el cóctel

que sabe a lucha.

 

Asoma el ojo,

carga palabras,

dispara el verso.

Toca a quien sufre,

rabia y dolor

llora tu letra.

 

Un suma y sigue

de yo contigo,

nuevo disparo,

no más sentir.

 

                                   En esta línea

busco otra bala

y no razones:

¡Muerte al poema!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario