14 jul. 2013

JORNADA LABORAL


                                                                                     
                                                                                                         ( A Alba )
 
Suena el despertador,
revolotea la misma pregunta:
¿Ser o no ser al día?
Suponemos el debe
como un camino hacia el haber.
Quiero un día nuevo,
necesario anotarse,
sumar,
                     seguir.
 
¿Y qué sumamos?
Horas de esclavitud
a sueldos de minuto.
Ya rendida me restan,
soy movimiento inmóvil.
 
El turno para las risas y el sol
es la columna de los rojos.
Al cierre no hay un cálculo posible.
 
 
¿Quién encaja esta contabilidad
pliego de todos los descuadres?

7 comentarios:

  1. Original, nuevo, diferente... Interesante, muy interesante. Me gustó, loca.

    Estoy en la playa. Como supongo que tú también, si quieres mándame un correíto con forma de contacto y quedamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Ana. Estoy en Madrid todavía no me voy, hasta finales. Un beso

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Sí. Qué bien relatado el porqué del despertar obligado. La puesta en marcha y el sentido de la misma. La vida está llena de despertares así.
    Menos mal que hay una columna de rojos.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura por tus comentarios. La verdad es que también te lo podía haber dedicado a ti y a tant@s con jornadas laborales de 8 o más horas lo que implica desequilibrio en el tiempo de ocio. Un beso.

      Eliminar
  4. Querida Ana: un poema de "Libro Mayor". Sus columna del Debe y el Haber perfectamente trazadas y cuadradas.

    Yo creo que alguna vez merece la pena jugar a que 2 y 2 suman lo que se nos antoje.

    O jugar a escribir poesía de esta manera que tú lo haces.

    Ánimo con este magnífico Blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel. Me das muchos ánimos. En el fondo tu eres "el culpable" de este blog. Qué todas tus culpas sean esas. Un beso.

      Eliminar