23 jul. 2013

CEREZAS


2 comentarios:

  1. Te comento en este tu sesión de los tres últimos haikus. Yo nunca me atrevo con esas cosas, porque las carga el diablo.

    Y es que, los entendidos, dicen tantas cosas de ellos que yo me lío. Si no hablas de naturaleza no es haiku. Si no lleva matas y tierra y frutos silvestres, no es haiku... ¡Yo que sé!... El caso es que me parece valiente por tu parte este ensayo con el género.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel. Hace tiempo que me atreví y ya me sé lo de la naturaleza por lo que suelo respetar ese concepto, caso del ginkgo,
      que además es un árbol japonés.
      Los otros dos fueron las fotos que tiran de mis dedos.
      De todas maneras he hablado hace poco con una poeta japonesa mayor ( la tenemos en nuestro grupo de "La trastienda" ) que me dijo que actualmente se admiten otros temas. Qui lo sa.

      Eliminar