6 may. 2013

"ESTE SOL DE LA INFANCIA"

Villeguillo- Mi hermana y yo con una amiga


“Estos días azules y este sol de la infancia”- Antonio Machado



Hoy deshace este sol de la infancia,
me regresa al susurro de los árboles
que hablan sin parar con el viento.



Desde el pinar a la hondonada del río
aprehendo todos los verdes,
miles de imágenes hasta los ojos,
filmado todo un guión.


Los dedos del agua en la piel
me confunden las caricias,
no duele la pinza del cangrejo.



Las charcas acaban mojándonos,
no hay príncipes entre las ranas,
solo mis peces negruzcos
se mueren en un tarro de cristal.



Hay un tiempo de trigales,
un mar seco de espigas
y el barco dando mil giros en la era,
todos sobre las olas, 
el cielo a rebosar de carcajadas. 




Y una tarde cualquiera
llueve detrás de los cristales,
llueve y calan amores,
compiten con toda la risa.



El espejo no me encuentra,
escapa el juego,
la niña se durmió tras el azogue.
 
Ahora paseo en estos días azules,
siempre el mar y un papel.

¿En qué renglón se acabará mi verso?

 

5 comentarios:

  1. Saludo a DE MAR Y DE OLAS, le doy la bienvenida.
    Quedan tan bonitas las letras sobre el mar..., que dan ganas de nadarlo a contraletra. O saltar desde una coma y zambullirse.
    Un mar de letras en el acantilado. Creo que tendré que seguir (en privado)hablando con tu imagen de portada.

    Y luego..., este poema de la infancia, como bien nacida, comienzas por la infancia y la acaricias con un poema hermoso, ea, ea, ea, ea, eaaaaa.

    ¡Enhorabuena, amiga Ana!

    ResponderEliminar
  2. Cuántos recuerdos, Ana.. precioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un millón de gracias,Carmen y Ángeles, por estar siempre ahí animando.Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ana. Soy yo de nuevo un pelín triste. Te dejé un comentario en la entrada anterior, pones otra, contestas a todo el mundo y a mí no me dices ni palabra. Me he hecho seguidora tuya y ni por esas. Joer, ¿qué te he hecho yo?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Ah, no me has hecho nada. Qué lo vi cuando llegué de viaje y te iba a poner un e-mail para que me dieras la dirección de tu blog y se me fue el santo o el demonio no sé dónde. Perdona Ana. Sí eres una de mis poetas prederidas.Un beso.

    ResponderEliminar