16 abr. 2013

TIEMPO DE SOÑAR

Cabo de San Vicente
 
                                 
Mar, todo es mar,
ciénaga azul
 que me envuelve el futuro.
 
                                                     ¡Qué corta la distancia entre dos remos!
                  ¡Qué largo es el camino de la bruma!
     Flor de agua y sal
                      que no se abre al suspiro.
 
A ratos un destello en sus ojos,
                                   fue el sol de aquella noche.
  ¡Qué tarde para volar en su luz!
 
           El mar no existe,
                            muere en la niebla.
                                                           Entre los dedos
                                                                     aún me queda su caricia.

          Un viento
               abre sus puertas en las nubes,
la luna a medias se dispara,
                                  entre dos olas, 
                          emerge un sueño.
 

4 comentarios:

  1. Hola Ana! Mucha suerte con el blog, te seguiré los pasos. "el mar no existe, muere en la niebla" Me gusta. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura!!! A ver si le doy marcha. Un beso.

    ResponderEliminar